Archivos

Descubren aguas termales en el subsuelo del Fondo, Llatí y Santa Rosa

27/03/2015

túnel L9e_optEl hallazgo de una gran bolsa se produce gracias a una filtración en el túnel del metro |

El líquido podría alimentar a un balneario o la calefacción de las escuela

 |
Santa Coloma podría tener un balneario. Al menos tiene aguas termales –en calidad, cantidad y temperatura– para construir unas termas como las de Caldes de Malavella, según el informe geológico encargado por el Ayuntamiento.

El Diari de Santa Coloma , en la edición que está en la calle, publica en exclusiva que se trata de una gran bolsa de mil años de antigüedad situada en el subsuelo del barrio Llatí y parte del Fondo, que se sitúa entre las estaciones de metro de Santa Rosa y Esglèsia Major. Precisamente una filtración en el túnel de la Línea 9, recién construido, puso sobre la pista al área de Urbanismo del Ayuntamiento.

La sellaron y la tuneladora prosiguió su camino. El metro entró en servicio el 14 de diciembre del 2009, pero el agua caliente volvió a abrirse paso por la rendija al cabo de unos meses. Salía a 45 grados después de atravesar el grueso muro de hormigón.

Durante este tiempo se han efectuado perforaciones en casi todo el nivel freático y estudios geológicos esperanzadores. La confirmación llegó con el uso de cámaras termográficas por parte del geólogo Enric Vázquez, que confirmó el gran volumen y extensión de la bolsa de agua.

exemple analisi termica-e_optLos técnicos creen “muy probable” la existencia de otra bolsa en la zona de Santa Rosa, pero este extremo no está del todo confirmado. Hacen falta estudios complementarios y nuevas catas.

Posible estación termal

Uno de los profesionales, que ha participado desde el principio en la búsqueda, ha asegurado a Diari de Santa Coloma, que «a solo 60 metros el agua sale a 60 grados». Para subrayar la «gran magnitud» del descubrimiento, el técnico ha agregado que en Caldes de Malavella, famosa por su estación termal, para encontrar agua a 60 grados tienen que profundizar hasta los 130 metros. A ese nivel, en Santa Coloma el agua sala a 90 grados.

Este extremo permitiría canalizar y transportar el agua hasta un hipotético balneario, que podría construirse junto al río u otro lugar. «En el transporte el agua perdería algo de temperatura, pero sería adecuada para unas termas», han asegurado fuentes de Urbanismo. A partir de ahora, dice que los estudios tienen que ir encaminados a dictaminar su viabilidad.

En último caso, las aguas encontradas podrían ser utilizadas para garantizar la calefacción de los colegios y centros públicos de las proximidades. También se ha valorado la posibilidad de construir una fuente en alguna plaza pública, aunque esta posibilidad no gusta ni a los geólogos ni a los responsables municipales, ya que sería derrochar el agua.