Archivos

El Ayuntamiento rectifica y readmite a los despedidos

27/03/2012
  • La alcaldesa ordena a sus colaboradores negociar con los trabajadores de Gramepark
  • El plan pasa por una reducción de salarios, que los empleados están de acuerdo en discutir

Nueva imagen pública de la empresa municipal Gramepark.

Rectificar es de sabios. Ayer por la tarde, la alcaldesa Núria Parlon ordenó la readmisión de los cinco técnicos de Gramepark despedidos el viernes de forma fulminante y sin previo aviso. La alcaldesa desdijo a sus más íntimos colaboradores, que eran partidarios de dar un escarmiento a la plantilla de Gramepark –se negaba a una reducción de salario del 40%– para poder llevar a cabo los recortes y reducir la cuenta de explotación de la empresa pública. A última hora, se retiró este punto del orden del día del pleno celebrado anoche, que debía ratificar los despidos.

Nuria Parlon puso sensatez para reconducir el conflicto que se avecinaba. El comité de trabajadores del Ayuntamiento, algunos grupos políticos (ICV-EUiA y Gent de Gramenet), entidades (afectados por la explosión de gas del Fondo y otras)  y la prensa (Gramenet 2.0) se habían alineado con los cinco trabajadores, ante lo que consideraban un atropello. Le recordaron a la alcaldesa que se había comprometido en público a mantener la plantilla de trabajadores y denunciaron la “prepotencia” de algunas personas del Consistorio. Antes de tomar su decisión, la alcaldesa se reunió con los despedidos.

Agravio

Ahora, se abre un mes de negociaciones entre Ayuntamiento y trabajadores para recortar algunos sueldos y gastos. Además, se reconduce una situación denunciada como discriminatoria, ya que ninguno de los cinco despedidos tiene carnet del PSC, en una plantilla compuesta en su mayoría de militantes y simpatizantes socialistas. Gramepark fue el epicentro del caso Pretoria, que tanto daño ha hecho a Santa Coloma, y un nuevo conflicto podría tener consecuencias imprevisibles.

Y por si fuera poco, ninguno de los cinco despedidos cosechaba queja alguna, ni es un mal trabajador o incompetente. Más bien lo contrario, entidades que se han reaccionado con ellos mostraron su desacuerdo y perplejidad por la decisión municipal. No había razones objetivas, solo reducir costes laborales, y ahora se abre un camino más razonable, de diálogo.

Reducción de salarios

Jordi Mas anuncia el cambio de postura en el Pleno, anoche.

La idea del Ayuntamiento es equipar los sueldos de los técnicos y directivos de Gramepark con los de los empleados municipales, que han visto reducir sus salarios por decreto en dos ocasiones. Eso supondría una reducción de salarios en Gramepark, que los trabajadores están dispuestos a negociar. El gerente ya lo ha hecho.

Jordi Mas, responsable de Urbanismo y presidente de Gramepark, dijo ante los periodistas: “La alcaldesa lo ha visto claro. Tenemos un mes para cumplir con el Decreto 4 del 2012 y vamos a tratar de llegar a un acuerdo satisfactorio para todos”. Anoche, la satisfacción era total entre los trabajadores y sus compañeros de Gramepark.