Archivos

El PSC tira adelante el presupuesto en un agrio pleno

23/12/2015

pleno municipal New ImageCatorce votos a favor y trece en contra. Con este estrecho margen de votos se aprobaron anoche las ordenanzas y un presupuesto de 107.009.765 euros en el último pleno del año.

La sesión comenzó bien. Bienvenida de toda la oposición a la reincorporación del socialista Esteve Serrano (en la foto), tras un mes de convalecencia por un  ataque cardíaco y felicitaciones con picardía de la alcaldesa Núria Parlon a Jesús Sánchez, presidente local de Podemos, por su victoria electoral del domingo en Santa Coloma.

Todos los partidos de la oposición –Som Gramenet, Ciutadans, ICV-EUiA y PP– alegaron falta de diálogo y participación para no aprobar los presupuestos del Gobierno municipal. Los socialistas tuvieron que recuperar a Serrano y asegurarse la presencia de Dani Salgado para tirar adelante los presupuestos del 2016. La ausencia del futbolista en el partido de ayer ha levantado algunas críticas en el Catgas Santa Coloma.

“¿En qué ha quedado su lema de participación y diálogo?”, soltó David Zambrana (PP) nada más tomar la palabra. En una línea similar se expresó Alexandra Sevilla (ICV-EUiA), quien insistió en reclamar una tarificación social y Salvador Tovar (C’s) se desgallanitó en favor de una exención fiscal para los taxistas y Patricia Lafuente (Som) reclamó una distribución de la riqueza a un gobierno que quiere parecerse al de Badalona, en el que participa la CUP.

La propia Núria Parlon defendió el carácter social de los presupuestos, los planes de ocupación, los compromisos con los trabajadores municipales y el mantenimiento del espacio público. “No torpedeen las buenas relaciones que se están creando entre Santa Coloma y Badalona”, dijo. Explicó que las alegaciones de la oposición, como una tarificación social, no era viable a causa de las rentas bajas de la inmensa mayoría de colomenses.

También se aprobó la puesta en marcha de la moneda local (se ampliará), así como una moción contra las largas listas de espera del Esperit Sant, otra de apoyo a un referéndum estudiantil sobre el 3+2 y una última de rechazo al nuevo proceso de tramitación de las bajas médicas. Jordi Corachán

Fotos: Dídac Espí