Archivos

Gene Simmons anuncia que su grupo viene al Rock Fest 2018 “a patear traseros”

16/03/2018

El bajista y líder de la banda norteamericana Kiss, Gene Simmons, ha visitado hoy Santa Coloma para presentar el cartel del Rock Fest 2018 y ha avisado: “Kiss se encuentra bien, no estamos despidiéndonos y vendremos en julio a España a patear un par de traseros”.

“En Kiss llevamos tocando más de 44 años y estamos muy fuertes”, ha asegurado Simmons, que ha destacado que el festival tiene “un cartel impresionante que no pasa cada día y en el que cada banda subirá al escenario a darlo todo para sus fans, que son los que nos permiten seguir haciendo esto y sin los que no seríamos nada”.

El Rock Fest, que se celebrará el 5, 6 y 7 de julio en el parque de Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), reunirá en este quinto aniversario a algunas de las agrupaciones más míticas de la historia del rock, como Kiss, Judas Priest, Megadeth, Halloween, Scorpions, Ozzy Osbourne y los españoles Mägo de Oz.

El fundador y batería de la banda símbolo del heavy metal español, Txus Di Fellatio, ha señalado que, tras treinta años de actividad musical, “tocar en el Rock Fest delante de toda esa gente nos sirve como motivación para hacer un mejor concierto y durar muchísimos años más”.

El cartel lo completan más de cuarenta bandas, nacionales e internacionales, que traerán a Santa Coloma la calidad de espectáculo que ha convertido al Rock Fest “en un festival internacional de referencia de este género musical”, como ha asegurado la representante de la promotora RockNRock, Inés Quintana.

Los organizadores del festival han informado de que aún quedan bandas por anunciarse, pero han aclarado que “no vendrá Metallica”, a pesar de la insistencia del público.

Esta edición, el Rock Fest volverá a contar con dos macroescenarios unidos entre sí, que tienen una superficie de 2.600 metros cuadrados y una longitud frontal de 120 metros, el escenario más grande que se instala en un festival de todo el país y con el que esperan superar los 70.000 asistentes del año pasado.

Quintana ha destacado el crecimiento del público más joven, pues solo en la pasada edición acudieron al festival alrededor de 700 niños y niñas, por lo que han decidido para esta edición permitir la entrada gratuita a todos los menores de 12 años, que además recibirán una camiseta de regalo.

El festival tendrá también una superficie total de 60.000 metros de césped artificial, en los que habrá zonas de restauración y zonas de firma de autógrafos, así como un tercer escenario, el Carpa Rock Tent, en el que se harán actividades paralelas diversas, como karaokes o DJ’s, que pondrán el punto final a cada día de festival.

La alcaldesa Núria Parlon ha destacado el compromiso de la ciudad con el festival, pues “es un acontecimiento cultural de alto nivel” con un ambiente “intergeneracional y pacífico” que sirve para “dignificar la ciudad, hacerla atractiva y sobre todo luchar contra el estigma”.

Quintana, por otro lado, ha desmentido los rumores de un posible traslado del festival a otra ciudad, como Madrid, y ha asegurado que el Rock Fest se quedará en Santa Coloma, pues, ha dicho, “no nos echan de esta ciudad ni con agua caliente”.

Fotos: Xavier Mercadé