Archivos

La plaza de la Vila se viste de blanco a favor del diálogo

07/10/2017
  • Más de 400 personas se han movilizado este mediodía ante la grave situación política

Más de 400 personas se han sumado este mediodía desde la puerta del Ayuntamiento de Santa Coloma a las movilizaciones pacíficas celebradas en diversos puntos del territorio y que han contado con el apoyo de diversas personalidades. Con el color blanco como única bandera, cientos de ciudadanos y ciudadanas han dejado al margen todo tipo de ideologías y se han unido con un solo objetivo: el diálogo, así lo han expresado diferentes rostros conocidos de la ciudad, como el Mn. Miquel Àngel Pérez, rector de l’Església Major y de la Parròquia de Sant Miquel: “Deben dialogar las dos partes, buscar aquello que les une al tiempo que reconocen la complejidad del momento. Somos una sociedad democrática y abierta: no debemos tener miedo, pase lo que pase” —ha declarado el religioso en la plaza de la Vila.

“En lugar de levantar muros, necesitamos un lienzo en blanco para construir en común un país donde quepamos todos y todas”. El mensaje que Guillermo Fernández —portavoz de la iniciativa #Hablamos? / #Parlem?— y su entorno han expresado estos días atrás, a través de las redes sociales, a propósito de la actual situación política del Govern de la Generalitat con el Gobierno Central ha calado en la ciudadanía catalana, española e incluso entre la comunidad internacional. La repercusión de la iniciativa ha llegado a ciudades como París, Londres o Lima y, como era de prever, Santa Coloma también se ha sumado a esta movilización a favor del diálogo como vía de entendimiento para solventar el actual panorama político.

En Santa Coloma, uno de los principales promotores de la movilización, Álvaro Rodilla, líder de las Juventudes Socialistas de Santa Coloma, en declaraciones a Gramenet 2.0, se ha mostrado esperanzado en que “la gente moderada se imponga finalmente a esta guerra de bandos”. En su opinión, la actual situación política “está haciendo daño a toda la sociedad catalana y su relación con la española”. Del mismo modo, el joven ha apuntado también que “si queremos ser verdaderamente un solo pueblo, no existe otro camino que el del diálogo, la fraternidad y el respeto”.

Dichas declaraciones las compartían también otros jóvenes que se encontraban en la movilización, como Tamara, que acudía acompañada de su familia, o la pareja formada por Jesús y Belinda, que insistían en la necesidad de un diálogo inmediato entre los gobernantes catalanes y españoles. Sandra y su amiga Yolanda son otro ejemplo de la opinión de la mayoría de vecinos y vecinas que han acudido a la concentración de este mediodía. Para ellas, esta situación de inestabilidad política se está “desmadrando” demasiado —afirman.

Con todo, cientos de vecinos y vecinas de Santa Coloma han demostrado una vez más su compromiso ciudadano ante los acontecimientos de índole política de los últimos días, así como su discrepancia respecto a la forma como están gestionando la situación el Gobierno Central y la Generalitat. “Es mediante la democracia, la escucha y el diálogo como se alcanzan pactos sociales sólidos y duraderos” —señala el manifiesto de la iniciativa #Hablamos? / #Parlem?