Archivos

Monedero viene a Santa Coloma para relanzar a En Comú Podem

10/06/2017

Nada que ver con una clase de Ciencias Políticas en la Complutense de Madrid. El profesor Juan Carlos Monedero vino a Santa Coloma a relanzar el proyecto de En Comú Podem  y dio una clase magistral de cómo dar un mitin sin que la gente llegue a bostezar. Se puso en el bolsillo a los colomenses que llenaban la sala del Mas Fonollar, con una charla que unas veces recordó a Rubianes, otras a Gila y casi siempre al profe Monedero. Podríamos hablar de espectáculo si no fuera porque después de un chiste venía una reflexión estudiada, y así una y otra vez, hasta que la gente le despidió con aplausos y de pie, como a un humorista o a un cantante.

Ahí estaba, en el escenario, enfundado en una camiseta negra y letras naranjas que decía ‘Santa Coloma Old School’. Antes, el periodista Orencio Osuna, ex director de la Alcaldía con Lluís Hernández, había dicho que se habían auto invitado al vermut  popular de Santa Coloma para ayudar a cambiar la situación política, cuando se cumple la mitad del mandato. Y aún antes, Alexandra Sevilla y Jesús Sánchez, y también la diputada Sònia Farré, habían hablado de la necesidad de relevar al PSC en ayuntamientos como los de Santa Coloma y l’Hospitalet.

Nada más coger el micro, Monedero quiso parafrasear a Federico Trillo: “Qué bueno estar aquí en Perpiñán”. Y las primeras risas. Luego se puso trascendente para homenajear “a la gente de pelo gris”, que en Madrid o Santa Coloma se jugaron el tipo para recuperar la democracia, así como a las mujeres, que pelearon tanto como ellos, pero que no aparecen en los libros. De ellas dijo que ni siquiera les alcanzó la amnistía, que dejó en la cárcel a prostitutas, adúlteras y abortistas.

Y un nuevo chiste. Era un tío de Santa Coloma que fue a un concesionario a comprarse el mejor coche y lo quiso devolver porque no tenía radio. El vendedor le dijo que iba con voz y se lo quedó. Y contento, decía Julio Iglesias y por los altavoces se escuchaba Me va, me va… La cosa iba bien, hasta que otro conductor le corta y el colomense le suelta: Cabrón. Y el chisme contesta: Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre…

Aún reía la gente, cuando arremetió con Albert Rivera: “Los mismos lobos, pero disfrazados de corderos”. Y preguntó qué se podía esperar de un político auspiciado por la banca y que pedía el mismo IVA para un pollo que para un Ferrari.

Tampoco salieron bien librados los socialistas: “Eduardo Madina era la regeneración y terminó con Susana Díaz”. A Pedro Sánchez le dio la bienvenida, pese a que antes había representado al aparato del PSOE, que le prohíbe pactar con Podemos. “Es un partido con aluminosis. Entran allí y se vuelven locos”, recalcó.

Monedero repasó las tres grandes crisis, que le han servido al sistema para despojar de los beneficios sociales a las clases medias y trabajadoras. Se refirió al Viernes Negro de 1929, y a la Crisis de Petróleo de 1973 y a la última, la del 2007, cuyos efectos perduran. “Nos venden que no hay alternativa, buscan grandes coaliciones entre los dos partidos de siempre o sale un populista de derechas como Trump que dice que es como nosotros ¿Cómo un rico va a solucionar nuestros problemas?”.

Y aportó una solución. Dijo que solo cuando las clases medias empobrecidas y los sectores populares se unen se registran progresos sociales. Se refirió a la República y a la Transición, pero también al 15-M. “Solo se ponen nerviosos cuando peligra su poder”, subrayó, para agregar que fue acierto crear Podemos y decir que quería gobernar el país.

Acabó como empezó, con duras palabras hacia el PP: “Ahora están dando un golpe de Estado” en las instituciones y el poder judicial con la excusa de Catalunya, “una nación que puede estar referenciada en una España plurinacional”. Tampoco salieron bien parados los que han utilizado el Procés para tapar el 3% “y todo lo que han robado”.

Y concluyó: “Hay que recuperar la democracia desde los municipios como Santa Coloma, Barcelona o Madrid. La unidad en torno a En Comú Podem nos hace más fuertes”.