Archivos

La alcaldesa sostiene que el PP quiere convertir los ayuntamientos en gestorías

11/12/2013

aDSCF7641_opt (2)

«Nos quitan las competencias para convertirnos en meras gestorías». Con esta rotundidad se expresó ayer la alcaldesa Núria Parlon en una biblioteca de Singuerlín, casi llena. Lo hizo en un acto organizado por el PSC colomense contra la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de los Gobiernos Locales (ARSAL), que el PP pretende aprobar el próxima día 19. También intervinieron Josep Mayoral, secretario de Política Municipal del PSC y alcalde de Granollers, y la concejala Lídia Guinart, responsable local de Política Municipal.

Los socialistas se oponen frontalmente a la ARSAL por un conjunto de razones: atenta contra la autonomía local, aleja los servicios de la ciudadanía, incrementa los costes de gestión, privatiza los servicios públicos, desproteje a los más vulnerables, recentraliza y concentra el poder y no soluciona el problema endémico de la financiación municipal.

Enojo de la alcaldesa

En un tono duro, Núria Parlon denunció que el PP pretende con esta ley «reformar la Constitución por la puerta de atrás». En opinión de la alcaldesa, se trata de una ley más en esa «contrareforma». Se mostró de acuerdo con lo dicho antes por Mayoral: «La involución será tan grande que regresaremos a la España en blanco y negro».

Núria Parlon aseguró que de aprobarse, como la mayoría absoluta del PP parece indicar, 17.000 personas dejarán de ser atendidas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento, al que solo le dejarán la potestad de verificar la situación personal de cada ciudadano. En este momento rechazó la propuesta de hacer de meras gestorías. «¿Dónde irá la gente? ¿A las oficinas de la Generalitat? Cómo tampoco tendrán competencias, las personas no podrán acceder a una ayuda para llegar a final de mes o pagar el recibo del agua».

aDSCF7643_opt«Cinismo»

«Cinismo» fue el calificativo más repetido por la alcaldesa para definir las políticas «antisociales» del PP. Afirmó que su portavoz municipal, Mari Carmen Sáez, exija en los presupuestos locales «atención domiciliaria en cada distrito, mientras promueven una ley tan injusta». Y agregó: «De forma traidora nos lo están quitando todo».

«Todo» son los servicios sociales, pero también las guarderías públicas, los derechos laborales y de huelga, las libertades, la educación… «Esos que hace cuatro días se manifestaban en favor de la Constitución son los que atentan contra las bases del sistema democrático», apostilló.

Josep Mayoral destacó que la ARSAL prevé un ahorro de 8.000 millones de euros, según el PP. Pero la realidad indica que tal ahorro no existe: «Solo el 3% del déficit estatal corresponde a los ayuntamientos, y que de ese 3%, el 1,5% pertenece sólo al déficit de los ayuntamientos de Madrid y Valencia». Recalcó: «No existe tal ahorro, lo que existe es un ataque directo a la autonomía municipal».

Concentraciones, mañana

El dirigente socialista agregó que «Rajoy quiere eliminar los Servicios Sociales de los ayuntamientos, atacando directamente a la solidaridad con nuestros vecinos y vecinas». Mayoral aseguró que el PSC recurrirá la ley ante el Tribunal Constitucional.

Entre tanto, el PSC ha convocado concentraciones delante de los ayuntamientos mañana, día 12, a las 12 horas.