Archivos

Prisión para dos colomenses acusados de robar a 25 ancianos a la salida de los bancos

24/11/2017

Dos vecinos de Santa Coloma, un hombre de 43 años y una mujer de 55, han sido detenidos en su domicilio como presuntos autores de al menos 25 hurtos y robos con violencia a personas mayores en las proximidades de entidades bancarias del Barcelonès. Ambos han ingreso en prisión tras declarar ante el juez de guardia.

Fuentes de los Mossos sostienen que la pareja utilizaba el método ‘cogoteros’, consistente en asaltar a personas de avanzada edad después de que realizaran reintegros o hubieran sacado una gran cantidad de dinero: uno de ellos vigilaba previamente a la víctima, a la que otra persona esperaba en la calle.

Tras seleccionarla, la seguían hasta alguna zona poco transitada o el portal de su vivienda y la asaltaban con cualquier pretexto con el fin de robarle el dinero sin que se diera cuenta, pero si no era posible no dudaban en intimidarla o en usar la violencia para consumar el robo.

La investigación de este caso comenzó en enero, después de un robo a una mujer de más de 80 años en el distrito barcelonés de Nou Barris a quien unos desconocidos siguieron hasta el ascensor de su casa, donde la empujaron y le sustrajeron los 500 euros que acababa de sacar de un banco.

En los meses siguientes se detectaron tres casos más en el mismo distrito de la capital catalana en los que los supuestos ladrones mojaban a la víctima con agua y, mientras se ofrecían para limpiarla, le quitaban el dinero, llegándola a empujar para lograr el botín si eran descubiertos.

Los Mossos analizaron los casos y constataron que los ladrones habían cometido más robos en el área de Barcelona con diferentes formas de distracción, aunque no lograron detener a los presuntos autores hasta el 5 de octubre en Santa Coloma por cinco casos similares.

Ello permitió ponerles cara, ya que no tenían antecedentes, y relacionarlos con el resto de robos en Barcelona y las vecinas Cornellà de Llobregat, Gavà y Sant Adrià de Besòs, y detenerlos de nuevo el 16 de noviembre en la capital catalana y ponerlos a disposición judicial a las 48 horas.

La investigación ha relacionado a la pareja con otros robos ocurridos en ciudades como l’Hospitalet de Llobgregat y Sant Andreu de la Barca, entre otras, y aunque sigue abierta ha logrado vincularlos con delitos del año 2015 y con una suma robada de hasta unos 30.000 euros.