Archivos

Rebelión en PxC contra Gómez Montero

27/09/2013

Plataforma lleva más de medio año con un concejal menos en Santa Coloma porque nadie quiere el cargo | Un sector del partido distribuye fotos e información comprometedora | Josep Anglada defiende a su edil 

josep anglada - gomez montero -rec_optJORDI CORACHÁNPlataforma per Catalunya (PxC) está inmersa en una grave crisis. Por un lado, hay una disputa ideológica entre el sector más xenófobo (Primer els de casa) y la ultraderecha tradicional, que apuesta por plantar cara al independentismo con más España. En Santa Coloma, además, PxC lleva más de medio año sin encontrar una persona de la lista que sustituya a su tercer concejal, Gerardo Esteban -marchó a Granada-, y un sector del partido le ha declarado la guerra a Juan Gómez Montero, presidente de PxC de Santa Coloma -vive en El Prat-, y ha distribuido un dossier con informaciones y fotografías comprometedoras.

Así de revueltas están las aguas. Gómez Montero ha sido incapaz de convencer a Christie Demeuldre Guyaux para que ocupe la vacante de Santa Coloma. La mujer, de origen belga y residente en Palamós, aceptó, pero se desdijo más tarde ante los tumultuosos plenos protagonizados por Gómez Montero, sus agresiones verbales y físicas a adversarios políticos, así como por los problemas judiciales derivados de tanta violencia.

Marcha inesperada

En la negativa de Guyaux habría influido la actitud intransigente de Gómez Montero, que es el único de los tres concejales de PxC elegidos el 11 de junio del 2011 que mantiene su cargo. En algunos sectores no gustaron las supuestas argucias empleadas por Gómez Montero para forzar, en marzo del 2012, la dimisión de Sergio Palomo, considerado una «persona más tolerante» y «con principios morales». Para ablandar a su cabeza de lista, los opositores sostienen que Gómez Montero lo amenazó con hacer público un asunto personal. En su día, Gómez Montero negó este extremo. Lo cierto es que Palomo abandonó su cargo de forma inesperada y regresó a sus tareas de cooperación con el Tercer Mundo. Poco después abandonó Plataforma y toda actividad política.

Ahora, un grupo de Plataforma parece dispuesto a administrar a Gómez Montero su propia medicina, en la que actividad política y vida personal se entremezclan. Gramenet 2.0 ha recibido una veintena de correos electrónicos que, en líneas generales, explican unas supuestas conductas de Gómez Montero, desde su tierna juventud, con todo lujo de detalles y aportan una serie de documentos y fotografías comprometedoras, alguna impublicable en un medio de comunicación. Ningún dato concreto de esa documentación ha sido utilizado para redactar esta crónica.

pxc-1_opt

«Pecados de juventud»

En conversación con este diario, Josep Anglada, líder de Plataforma per Catalunya, puso en tela de juicio el dossier, aunque dijo no haber visto las fotos. Otras fuentes de PxC que sí las han visto defienden su autenticidad. «En cualquier caso -manifestó Anglada-, no tendrían importancia para mí, ya que pecados de juventud los hemos cometido todos. Yo mismo visitaba el Valle de los Caídos. Así que no me sorprende que uno de los míos, en su juventud, y no hablo ahora de Montero solo, se haya podido hacer fotos ante una bandera con el águila o una esvástica, o con una tía buena o un tío. Me importa bledo». No obstante, Anglada se mostró receptivo a las críticas sobre la actitud intolerante y maleducada de su concejal (ambos en la foto 1, de Xavier Rius), aunque matizó: «Hace muchos años que lo conozco y funcionó bien en Manlleu».

Pero el propio Anglada no pasa tampoco por sus mejores momentos. Hay quienes cuestionan hoy la eficacia del discurso identitario y no admiten que su líder sea comprensivo con los ayuntamientos que quitan la bandera española para poner la estelada o que Anglada vote en Vic a favor de poner una calle a Guillém Agulló. El propio Gómez Montero dijo del independentista asesinado: «Guillén (sic) Agulló era un fill de puta que està molt bé on està ara mateix. Corre desviat passa-ho!”. Esta afirmación hizo que Twitter le cerrara la cuenta.

España en Marcha

En estos momentos de auge soberanista, algunos sectores sostienen que el mensaje identitario de PxC está desgastado y no resulta suficiente para plantar cara al independentismo. No les gusta que Anglada monte una sede en Perpinyà o sea condescendiente con dirigentes que, aunque minoritarios, defienden la idea de Països Catalans. Los más ultras reclaman cerrar filas contra el independentismo catalán y ven con preocupación la pérdida de protagonismo en relación con otras formaciones ultraderechistas como España en Marcha.

Fuentes críticas con Anglada piden pasar a la acción y verían con buenos ojos maniobras propagandísticas similares al asalto de la Delegación de la Generalitat en Madrid porque, a su juicio, «ha puesto en el mapa a España en Marcha». A este sector de Plataforma le preocupa la unión entre Falange, Democracia Nacional, Alianza Nacional y el Nudo Patriota Español de cara a las Elecciones Europeas del próximo año: «Podemos quedarnos en la cuneta».

[+] Info