Archivos

Una moción de apoyo al pueblo saharaui caldea el pleno por las comparaciones con Catalunya

01/03/2016

ple febrer 2 jordi corachan IMG_20160229_215454_optY con las mociones llegó la bronca. Esta vez los reproches y aspavientos en el pleno se registraron durante una propuesta de apoyo a la República Árabe Saharaui Democrática, que cumple 40 años de su autoproclamación. Parecen asuntos lejanos, pero, como anoche, sirven para conocer mejor a los partidos y a sus concejales.

La moción la defendió Alexandra Sevilla (ICV-EUiA), que pidió el reconocimiento internacional, la asunción de responsabilidades por parte de España y el cese de las persecuciones de Marruecos. Y el saharaui Yahia Mulay dio detalles de esos atropellos.

David Zambrana, del PP, dijo que España estaba haciendo todo lo que está en su mano para solucionar los problemas de su excolonia, lo que originó murmullos en la sala.

Pero, la irritación llegó con la intervención de Oriol Corral, concejal de Som Gramenet y miembro de la CUP, que hizo una defensa del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui con constantes referencias y comparaciones con el pueblo de Catalunya. «Los dos estamos en el lado de los débiles, pero conseguiremos la libertad», afirmó Corral.

Dimas Gragera, portavoz de Ciutadans, afeó a Corral que hablara en nombre de todo el pueblo de Catalunya.

Pero fue la propia alcaldesa Núria Parlon (PSC) quien, tras recordar los vínculos fraternales entre los colomenses y los saharauis –todos los años vienen niños a pasar los veranos en Santa Coloma– le recriminó las equiparaciones. «La situación de Catalunya no es comparable a la del Sahara, aquí no hay refugiados. No haga estas comparaciones por respeto al pueblo saharaui».

Corral recordó, con acritud, que Felipe González se comprometió a apoyar una república saharaui y después se desdijo. Y se refirió al pacto entre PSOE y C’s, que veía reflejado en el pleno.

Núria Parlon, muy crítica con ese pacto, replicó que la CUP también tiene sus contradicciones. «Su grupo apoya a un Govern que hace recortes», recalcó la alcaldesa.

Corral replicó: «Mirad, ésta es la verdadera Núria». Y la alcaldesa le llamó mal educado.

Hubo acaloramiento, y eso que tanto PSC como Som firmaron también la moción, pero nada que ver con las broncas e insultos que protagonizaba el concejal xenófobo de PxC en el anterior mandato.

Donde no hubo discusión alguna fue en la moción en defensa del modelo de Escola Inclusiva, aprobada por unanimidad, ni tampoco en el reconocimiento internacional del Dia de la Dona. Un poco más reñida fue la discusión sobre el encarcelamiento de los titiriteros de Madrid, encarcelados por un «delito» de libertad de expresión, tal y como recriminó Petry Jiménez, concejala de Cultura. Zambrana, del PP, se mostró de acuerdo con la decisión del juez, y la perplejidad se apoderó de concejales y público.

Nuevas ayudas a Duet Esports y CER Raval

También hubo debate vivo en la discusión del punto 7, a raíz de la propuesta del Gobierno Municipal del PSC de aprobar, un año más, exenciones del 95% de los impuestos de IBI y IAE a las empresas concesionarias de las tres piscinas municipales: las dos de Duet Esports y la del CER Raval.

Som Gramenet, Ciutadans, ICV-EUiA y PP apoyaron la condonación del IAE a la Fundació Tallers, pero se mostraron muy críticos con las dispensas a las dos empresas privadas. Zambrana habló de cuestiones populistas y favoritismos. Alexandra Sevilla recriminó que se perdonen impuestos a empresas que facturan un millón de euros al año y que a la ciudadanía de a pie se le suba el IBI un 6%. «Esas empresas pagan lo mismo que una familia del Centro», agregó Salva Tovar, de C’s, quien subrayó que se les bonifica 53.731 euros. Som habló de «trato especial» para las dos empresas.

Los socialistas Esteve Serrano y Diego Arroyo justificaron la propuesta, que se aprobó con la mayoría absoluta del PSC, en cuestiones de «utilidad pública e interés general». «Nadie puede decir que el deporte no contribuye a la educación y a la cohesión social», recalcó Serrano. El PSC se mostró abierto al debate de una posible municipalización de esos servicios. De momento, el Ayuntamiento ha encargado un dictamen para conocer la situación económica de esas empresas, que dicen que han perdido el 30% de abonados tras la subida del IVA del 8 al 21%.

Plan contra la contaminación

Más sosegada fue la aprobación del Pla per la millora de la Qualitat de l’aire, llamado PAMQA), aprobado con los votos de PSC y PP, la abstención de C’S, ICV-EUiA y tres concejales de Som. En contra votaron los otros tres de este último grupo, molesto porque no se aceptaran la mayoría de sus alegaciones. El plan aprobado inicialmente establece una serie de medidas para reducir la contaminación y se enmarca en un ámbito metropolitano, ya que otros municipios aprobarán planes de movilidad similares. Son medidas de control de velocidad y emisiones de los coches, así como la prohibición de acceso a zonas urbanas protegidas.

Patricia Lafuente, de Som, dijo que el testo aprobado es un «parche», porque no entra en el fondo del asunto. Alex Sevilla afirmó anoche que el plan lo había elaborado ella en su etapa como concejala de Medi Ambient. En el pleno de octubre, Àlex Sevilla dijo que el informe se paró en su día a la espera de una iniciativa en el Parlament de Catalunya.

La socialista Lídia Montero dijo que algunas propuestas de Som y otros grupos se podrán  incluir en un futuro en el «Pamqua».